Si estás pensando en rediseñar tu página web debes tener en cuenta algunos factores que lograran que el proceso del nuevo diseño sea efectivo y termine en una mejora no solo para los resultados de tu página si no también que se convierta en una mejor experiencia para tus usuarios o visitantes.

1. Define tu objetivo

¿Tienes clara cuál es la necesidad de rediseñar tu página web?
Puede ser tener un sitio web responsive, o mejorar la experiencia de los usuarios con el objetivo de aumentar los prospectos, tal vez es que hiciste un cambio de marca y es necesario adaptar el diseño a la nueva imagen, o necesitas un sitio con un diseño más persuasivo, al final de todo, los sitios web lo que buscan es aumentar sus tasas de conversión, obtener más clientes, mas ventas.
Es importante definir los objetivos desde el principio y entender que estos deben ser alcanzables, Recuerda que un sitio web puede ser muy sencillo o muy complejo, y dependiendo de su nivel podremos incluso ir creándolo por etapas.

2. Piensa y siente como tu usuario

Empieza por navegar tu sitio como lo haría un usuario, revisa la ruta que debe seguir para llegar a convertirse en un prospecto, toma tu tiempo para revisar si tu sitio es claro. Este es un proceso que te recomendamos hacer en tu sitio actual y cuando tengas un sitio nuevo vuélvelo a hacer hasta que estés satisfecho con el proceso.

3. Involucra a todo tu equipo desde el principio

Ten en cuenta a todo tu equipo desde el inicio del proceso, es fundamental que todas las áreas involucradas como marketig y ventas den su punto de vista y participen activamente durante el proceso de rediseño, cada departamento de la empresa tiene una visión diferente y será interesante escuchar sus expectativas para generar una solución enfocada en satisfacer sus necesidades.

4. Define tu cliente potencial

Una parte fundamental es definir para quien va a estar enfocado el nuevo diseño, ¿quien es tu cliente ideal? Entender cómo piensa y que contenido busca.
Aunque muchas compañías lo pasan por alto, este es uno de los puntos más importantes pues te va a permitir rediseñar tu página web con un conocimiento fundamental, cuando entendemos para quien hacemos las cosas estamos más cerca de satisfacer las necesidades de nuestros clientes.

5. Sé un director de proyecto o consigue uno

La única forma de alcanzar los objetivos de forma puntual es tener muy claro el proyecto y sus objetivos. Un director de proyecto puede definir un cronograma con objetivos alcanzables y enfocados. Debe conocer las necesidades y entender los procesos. Por eso es tan importante el director de proyecto, pues del dependerá que las tareas se cumplan y se entreguen de forma correcta.

6. Define y organiza el contenido para tu página web

El contenido siempre será muy importante, aprovecha la oportunidad de rediseñar tu página web para definir muy bien cada aspecto relacionado con el contenido, define una estructura o mapa de navegación y empieza a generar el contenido de forma estratégica, incluye las palabras o temas por las cuales desearías ser encontrado y programa un plan de publicaciones permanentes para que tu página se vuelva más interesante para tus usuarios y los buscadores.

7. Crea tu sitio web a partir de Wireframes

El Wireframe te va a permitir ver la estructura de tu página web e incluso implementar y probar el proceso de navegación, es una excelente estrategia para diseñar una página web a partir de la experiencia del usuario, de esa manera hacer los ajustes necesarios antes de proceder a hacer un diseño definitivo.

8. Revisa las tendencias en diseño web

Navega en los sitios de tu competencia o sitios de referencia, busca en internet sitios que llamen tu atención y revisa su diseño, ahí podrás hacerte una idea de las principales tendencias en cuanto a diseño y programación de sitios web.

En resumen, rediseñar tu página web es una gran oportunidad para aplicar diferentes mejoras que te ayuden a mejorar los resultados y a alcanzar tus objetivos, ten en cuenta las anteriores recomendaciones y animate a rediseñar la casa.